FANDOM


15f2u9
Región:
Reino de Navarra
Orden Monástica:
Dominicos
Fecha de Fundación: 28/08/1145
Abad Actual:
Fray Raimundo de Sangüesa
Santos Vivos:
San Belasco de Calahorra
San Alvaro de Tudela
San Fernando de Roncesvalles
Obispo actual: No pertenece a la Abadía
Abades anteriores:
Vidal de Pamplona (21/07/1095-14/06/1165).
Número actual de monjes propios: 49
Idioma de la región: Navarro


FundaciónEditar

La Abadía Ianua Caeli es fundada el 28 agosto del Año de Nuestro Señor de 1145,siendo Papa de la Iglesia Católica de Abbatia Su Santidad San Adulfo III, por un grupo de hermanos dominicos formado por el abad Vidal de Pamplona, los monjes Aparicio de Tudela y Beltrán de Maya y dos jóvenes novicios, Pedro de Sangüesa y Galindo de Loyola.

Navarros todos ellos, construyen los pocos edificios que cimentarán el monasterio en unos terrenos cedidos por el concejo de una pequeña aldea y lo ponen bajo la protección de Nuestra Señora, por lo que deciden fundar la abadía con el nombre de "Ianua Caeli" ("Puerta del Cielo", una de las advocaciones con las que se invoca a la Santísima Virgen en la letanía del Rosario). Por decisión del abad, la ganadería se convertirá en los primeros tiempos en la actividad dominante, dejando el trabajo del campo para tiempos más prósperos.

Primeros TiemposEditar

Una transacción errónea en la primera compra de alimentos, motivada por la inexperiencia, dió como resultado la casi desaparición de los fondos con que la jóven Comunidad comenzaba su andadura. Prácticamente arruinada la abadía, el abad estableció un rígido plan de trabajo y oración, convirtiendo la venta de huevos y pescado en la base de la economía del monasterio.

Afortunadamente, el Obispo de la Díócesis de Navarra, Su Ilustrísima D. García de Maya, acude pronto en socorro de los hermanos de Ianua Caeli y con sus consejos y ayuda en la construcción de edificios, apadrinará los primeros pasos de Vidal de Pamplona como abad. Además, el momasterio de Leyre (al que pertenece Gracía de Maya) enviará a un santo (San Sancho de Roncesvalles) y a los hermanos Tomás y Vistruario de Pamplona, cuyo apoyo en las tareas diarias de la abadía será fundamental, permitiendo a los monjes de Ianua Caeli dedicar más horas a la producción que al rezo.

Cuando, en 1146, un terremoto destruye el dormitorio de la Abadía Soriana, Vidal de Pamplona les ofrece el recien ampliado dormitorio de Ianua Caeli, recibiendo en él a siete monjes, uno de los cuales alcanzará la santidad durante su estancia. Esta circunstancia se convertirá en el impulso definitivo para el despegue de Ianua Caeli. El reclutamiento de nuevos novicios y el apoyo de los monjes externos (cuatro de los monjes de Soriana permanecerán en Ianua Caeli hasta la desaparición de su abadía), darán una fuerza de trabajo y un ritmo de producción que permitirán al abad seguir un desarrollo perfectamente planificado.


El desarrollo económicoEditar

La producción y venta de leche, la fabricación de quesos y la venta de pieles de oveja para la manufactura de pergaminos (aunque en menor medida), se revelarán pronto como rentables fuentes de ingresos.

La siembra de cerezos en el primer campo de cultivo que, en torno a 1154, tendrá la abadía supone un impulso a su economía, ya que a partir de ese momento los monjes aprenderán las técnicas de cultivo y comenzarán a autoabastecerse de fruta y posteriormente verduras, productos en los que se invertía la mayor parte del tesoro de la congregación. Con la adquisición del tercer y cuarto campos de cultivo y el desarrollo de granero y molino, se obtendrán las primeras cosechas de arroz (lo que hace a la abadía autosuficiente en este producto de alto consumo) y trigo (que permitirá elaborar pan para consumo y venta)

La producción de pescado y huevos así como de conejos para la venta sigue siendo intensiva entre 1153 y 1154, planificándose las arcas de la abadía para hacer frente al desarrollo rápido de los edificios, a la compra de alimentos (en lo que cada vez va gastándose menos capital) y al mantenimiento de un remanente destinado a la copia y desarrollo de libros para la biblioteca. El ahorro del primer millón de monedas de oro es celebrado con una semana de misas por los monjes propios y visitantes, alborozados todos por el fruto de sus desvelos diarios.

El desarrollo cultural - El cambio de ObispoEditar

El primer copista de Ianua Caeli se formará en Leyre y será allí donde la abadia adquirirá sus primeros ejemplares. Además, el envío por parte de García de Maya de fray Bartolomé, maestro experto (que también alcanzará la santidad en Ianua Caeli), impulsa el desarrollo cultural de la abadía, el aumento de la formación de los monjes y el incremento de sus habilidades. El planteamiento cultural de Vidal de Pamplona es claro: lo primero, conseguir todos los libros que pueden aportar mejoras a edificios y producción y aumentarlos rápidamente de nivel. El resto de los libros vendrán más adelante. Además, desarrollar la escuela para instruir al máximo número de alumnos posible.

En 1148, D. García de Maya decide abdicar, siendo elegido como nuevo Obispo Su Ilustrísima D.Tomás de Roncesvalles quien, entre los años 1151 y 1153 desarrollará en Ianua Caeli la construcción de Escuela, Biblioteca, Enfermería y Coro. Esto impulsará definitivamente los planes de desarrollo del abad Vidal. Mientras tanto se siguen aceptando novicios, siempre hasta los límites máximos que permite el dormitorio.

En 1162, la abadía de San Jorge envía dos copistas a Ianua Caeli. Paralelamente, Ianua Caeli manda a uno de sus mojes (Alvaro de Nájera) a San Jorge a desarrollar funciones de maestro. El monasterio está alcanzando una de las aspiraciones de sus fundadores: llegar a ser un centro de difusión de cultura y ayuda.

Vermudo de Loyola, discípulo de San Bartolomé, será el primer monje de Ianua Caeli que alcanzará el máximo nivel en todas sus destrezas. Hábil copista se convertirá, cuando San bartolomé vuelve a Leyre en 1163, en el nuevo maestro de Ianua Caeli, director de la formación de novicios y copista mayor del monasterio. Entre sus obras cumbre, figura la copia de 2000 páginas de la Biblia que guarda la biblioteca de la abadía.

La mortandad de 1165Editar

En junio de 1165 se extiende una terrible enfermedad por todo el mundo abbatico que afecta principalmente a la salud de los monjes de más edad. Una enfermedad tras otra debilita a los ancianos afectados que ven rápidamente mermada su salud sin que los esfuerzos de los médicos den resultado. La mortandad se extiende por el orbe llegando a fallecer dos cardenales en un breve lapso de tiempo. En Ianua Caeli se ven afectados varios monjes, llegando a fallecer el propio abad, Vidal de Pamplona y dos monjes de Leyre que prestaban su ayuda en la abadía, San Sancho de Roncesvalles y Vistruario de Pamplona. La trágica noticia conmociona a la comunidad que, desolada, pasará unos días de incertidumbre hasta que el nuevo y jóven abad, Raimundo de Sangüesa tome las riendas del monasterio y reorganice las tareas con el apoyo de los hermanos y cuatro novicios reclutados.

Ianua Caeli: Biblioteca RegionalEditar

Corrían los primeros meses de 1170 cuando Su Ilustrísima D.Tomás de Roncesvalles, Obispo de Navarra, encarga al abad Raimundo de Sangüesa la organización y dirección de una Biblioteca Regional que racionalice y maximice los beneficios de las copias. Esta idea había sido propuesta meses atrás por Ianua Caeli, habida cuenta del excesivo individualismo con que las abadías del Reino trabajaban. Esto hacía que algunos ejemplares se duplicaran y no se dispusiera de otros, lo que acarreaba retrasos y encarecimiento al crecimiento cultural del Reino.

La idea del abad Raimundo era organizar el trabajo de manera que de cada título extranjero se hiciera una sola copia que después de difundiera en el interior de la Región. Esto reduciría tiempos y costes.

Con el nombramiento por parte del Obispo, el 19-02-1170, los frailes de Ianua Caeli inician un ingente trabajo de recopilación de datos y creación de índices de libros, a la vez que su abad elabora un complejo plan de relaciones externas y pactos de intercambio. Su proyecto pasa por conseguir volúmenes de todas las regiones, incluso las más lejanas si fuera preciso, a la vez que se abrían las puertas de Navarra a copistas de todo el orbe.


AbadesEditar

1.- Vidal de Pamplona (N. 21/07/1095 - M. 14/06/1165). Primer abad y fundador de la abadía. Falleció durante la peste que en 1165 afectó a los monjes más ancianos del orbe abbatico.

2.- Raimundo de Sangüesa (N. 24/09/1142), a los 23 años sucedió a Vidal, tras el fallecimiento de éste. Es nombrado Bibliotecario del Reino en 1170. Continúa como abad en la actualidad.

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.